Buit

Total: 0,00 €

Materiales para la disidencia del 99%

 

                                        "Si he visto lejos es porque estaba sentado sobre las espaldas de gigantes".

                                                                                                                                             Isaac Newton

Abstract de la sesión

Contextualizar el intento legislativo actual de recortes de derechos en el espacio de la red y las formas de resistencia que se están dando en el estado español. Almeida es una de esas referencias en lo que hace al seguimiento y crítica de las nuevas formas de control de la información en internet. Éstas se dan porque los gobiernos pueden prevenir ataques en su contra. Sin ir más lejos, hemos visto recientemente el caso de Turquía donde se ha cerrado twitter. Por suerte las comunidades siempre saben resistir, trampear la ley y buscar alternativas (como la red TOR).

En España han surgido varios intentos legislativos después de la leySinde pero está por ver su efectividad. También hay buenas noticias: la sentencia favorable a Pablo P2P, a quien las cuatro mayores discográficas del mundo le pedían una indemnización de 13 millones de euros porque consideraban que blubster, una web de intercambio P2P, les perjudicaba económicamente.

 

Intervención de Carlos Sánchez Almeida

El contexto está marcado no solamente por la victoria de Pablo de Soto, sino también por otras 2 sentencias importantes del Tribunal de Justicia de la UE:

1. La semana pasada se anulaba la directiva de retención de datos aprobada a partir de los atentados en el metro de Londres y del 11M madrileño, la cual obligaba a proveedores de internet y a otras empresas a almacenar sistemáticamente muchos datos para facilitar investigaciones. En base a esa directiva se aprobó una ley española que también ha quedado caduca.

2. El canon digital solamente se puede cobrar por las copias lícitas. Se ilegaliza tal y como estaba establecido anteriormente por ser una injerencia en la vida privada más allá de lo necesario; no se puede imputar ya a ese canon las ventas no realizadas por prevención de la piratería.

Son 3 sentencias que están a la misma altura en importancia y que dan cuenta del alto nivel de contestación.

Por otra parte, el PP acaba de suprimir, con la nueva ley de propiedad intelectual, las pocas libertades de derecho a la cultura y a la copia que quedaban en nuestro contexto. Toca hacer un ejercicio de memoria para pensar el presente y preguntarnos ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

El paraíso libertario que conocimos en los inicios de la red no tiene nada que ver con el actual. Entre la caída del muro de Berlín y la caída de las Torres Gemelas, se nos quiso vender una explosión de libertad que asimilaba red a democratización de la sociedad. A partir del 11S, se restringe la libertad primero en EEUU y luego en Europa, si bien previamente, y de manera escalada, ya se perseguía. En el caso español, el código penal del 96 empieza a perseguir los delitos de propiedad intelectual si había ánimo de lucro. Ya en 2003, se hace una ley a petición de los grandes operadores de televisión privada para perseguir la decodificaicón de la señal de tv. A partir de aquí, cada vez todo se vuelve más restrictivo. En el 2006 ya se persigue la copia privada.

Y así llegamos a Ley Sinde. Ésta pone en manos del ejecutivo el poder de cerrar páginas web. Ha habido pleitos y recientemente se ha prohibido, desde la Audiencia Nacional, el cierre de una web tal y como se pretendía.

 

El nuevo código penal quiere castigar los nuevos métodos de protesta social

En el nuevo proyecto de código penal pena la desobediencia civil. La resistencia activa y la pasiva son consideradas delito. Se pone coto a todas las acciones de desobediencia (yayoflautas, PAH). Como guinda, se censura también las redes sociales: la difusión de mensajes o consignas que inciten a la desobediencia serán consideradas delictivas.

A nivel de normativa administrativa también se establecen muchas prohibiciones, intentando perseguir el derecho a la manifestación, también su convocatoria. Se puede perseguir a quienes se considere convocante o instigador/a. Se pretende perseguir incluso a los cybercafés, locutorios, servicios de comunicación desde donde salgan las convocatorias.

En medio de este marco represivo es de remarcar lo que se pretende hacer con respecto a la propiedad intelectual. Concretamente, con el artículo 270 del código penal del proyecto, en este momento en el parlamento, se pretende penar económicamnete y con cárcel el beneficio directo/indirecto en perjuicio de tercero. Esto abarca a cualquier persona que se pueda entender que explota económicamente y tiene un beneficio económico indirecto, lo que da un margen de arbitrariedad muy amplio.

Ejemplos, a personas detrás de un montón de webs que difunden materiales no autorizado puede llegar a ser condenadas de 4 años (en el caso de las webs personales) a 6 años (en el caso de las webs de enlaces). El gobierno quiere perseguir conductas que los jueces han calificado como no delictivas o legales (como la modificación de consolas, teléfonos móviles, productos informáticos) para adaptarlos a las necesidades de los usuarios.

El top manta que era falta en la reforma de 2010, ahora volverá a ser delito.

Se podrán bloquear servicios web, establecer obligaciones con sanción a proveedores de hosting que deberán colaborar con el control a partir de ahora. También se podrá identificar quién está detrás de una IP, lo que contraviene la última sentencia europea que se citaba al principio. En definitiva, es una reforma contra los jueces, contra la sociedad, la cultura, y contra nuestra capacidad de autoorganización.

El caso español es muy particular porque nunca hubo una revolución burguesa.  El problema es de la clase política sobre el uso del espacio público, la libertad de expresión. EE.UU ha sido muy represivo; a través de listas negras cada dos por tres presiona al gobierno de turno para proteger su industria cinematográfica e informática. Las normas fracasan (la ley Sarkozy por ejemplo).

Hay que decir que en otros países hay un respeto a la libertad de expresión que en España no existe. El copyright se utiliza para censurar. Los editores de prensa pueden cobrar un canon si se cita un artículo propio. La cultura se ha basado siempre en aprovechar ideas anteriores:  “Newton: si he visto lejos es porque estaba sentado sobre las espaldas de gigantes”. El control de la ciudadanía que existe en España es más dictatorial y obsesivo que el que existe en el resto de Europa.

 

Nuevas iniciativas en el ámbito de la distribución cultural.

Son un nuevo puente entre los artistas y el mercado. Ocupan crecientemente, y de manera mucho más ética e interesante, el papel de las sociedades de gestión, las cuáles utilizaban a los artistas para convencerles de que el interés del explotador es el del explotado. Sin ir más lejos, hay librerías que combaten el duopolio catalán. En Barcelona, se ha abierto una librería, Gilgamesh, que vende e-books (que facilita la copia, frente al modelo de Libranda con DRM que ha fracasado).

También está surgiendo un cine de guerrilla, filmin, etc.

En todo caso, toca pensar ¿cómo organizarnos frente a la represión que se nos quiere imponer?

 

Aquí comienza el debate: http://bambuser.com/v/4523398

 

Libros recomendados

 

Recoge notas: @joanomada

Politica de privacitat | Drupal Commerce adaptat per Communia