Buit

Total: 0,00 €

"Pensant el present"

En el marc de l'obertura de nous cicles en els terrenys polític, cultural, social i també en allò "personal" que presenta possibilitats de polititzar-se; intuïm la necessitat de disposar de pistes i olfactes diversos per actualitzar la conjuntura. També amb la necessitat de lectures que compleixin la funció d'aquesta caixa d'eines indispensable per pensar i composar el present.

No només el llibre, però sí, també "el llibre" esdevé aquest lloc des del qual partir a l'hora de formular preguntes comunes i indagar en possibles respostes. És per aixo que hem pensat aquest recorregut temàtic, amb la mirada posada en el present.

Pensament econòmic

Creix una alternativa democràtica. El sistema econòmic capitalista està a les acaballes. Però els “representants” de la població sostenen: “No hi ha alternativa!” I que hi ha alternatives al sistema econòmic actual, quedarà demostrat. La pregunta decisiva és la següent: en quina direcció cal anar? L’economia ha de ser ecològica i sostenible, ha de ser una “economia de decreixement”? Ha de ser regional, subsidiària i resistent davant la crisi? Ha de ser més social i justa en el repartiment? Ha de ser una economia solidària? L’economia del bé comú respon: pot i ha de ser tot això i més encara del que ho és avui. I el millor concepte que agrupa tots aquests valors i objectius és precisament el bé comú.

El capitalisme no funciona: és socialment injust, políticament antidemocràtic, ecològicament insostenible i estructuralment violent. Però hi ha alternativa? Jordi García proposa un esbós de model social no capitalista que anomena Ecodemocràcia cooperativa, basat en un sistema econòmic democràtic, social i solidari, i en un sistema polític de democràcia participativa i inclusiva. I dibuixa, a més, una estratègia per arribar-hi, l´empoderament popular, resultat de combinar la creació de con­tra­po­ders socials, la mobilització popular noviolenta i la via elec­toral.

La respuesta política al estallido financiero ha vuelto a imponer la prioridad de los mercados sobre la vida. Sin duda, su sostenimiento sigue estando privatizado, invisibilizado, feminizado. A partir de la discusión sobre la economía feminista, este libro detalla las bases de un sistema injusto e inviable, fundado en la division sexual del trabajo y el expolio del planeta. Su propósito consiste en mirar «más acá» de los mitos del desarrollo (crecimiento ilimitado), la riqueza (acumulación de capital) y el trabajo (limitado al trabajo asalariado) y a la vez dar cuenta de las tareas, redes y sujetos económicos que, material y cotidianamente, garantizan que la vida siga adelante. En este momento de tránsito, en el que el Estado del bienestar se ha escorado hacia los mercados, esta obra muestra la urgencia de discutir, radical y democráticamente, qué vida creemos digna de ser vivida y cómo podemos organizarnos para sostenerla de forma colectiva.

Para Thomas Piketty, los debates sobre la distribución de la riqueza se han alimentado sobre todo de grandes prejuicios y de muy pocos datos. El lector encontrará en estas páginas un muy detallado análisis de cómo se han distribuido el ingreso y la riqueza en el mundo, desde el siglo XVIII y hasta nuestros días.

Democràcia

Estamos ante la emergencia de otra manera de participar políticamente, de la exigencia de la democracia necesaria del futuro. Desde el 15M, un laboratorio social en la calle y las redes ha cambiado el panorama político y se ha constituido como un agente de transformación. Este libro, a través del análisis que ofrecen varios autores/as y de la voz directa de sus protagonistas, profundiza en elementos clave de esta movilización: las causas del movimiento y las razones de su éxito inicial; el papel de las asambleas populares y su metodología para adoptar decisiones en el espacio urbano y de internet como herramienta de participación; la noviolencia como opción estratégica en la confrontación con el poder; la expresión feminista, el papel del mundo del trabajo y la capacidad de crear dinámicas inclusivas del movimiento.

Asistimos a un momento de censura histórica; uno de esos largos periodos –como fueron el último tercio del siglo XIX, o el periodo comprendido entre el crack de 1929 y el fin de la Segunda Guerra Mundial– en los cuales la crisis y la transformación capitalistas se entrelazan con cambios parejos en los movimientos sociales y políticos. Tiempos de rupturas y esperanzas, aun cuando resulte difícil discernir aún qué perdurará de lo nuevo y qué será lo que fenezca de lo viejo. "Hegemonías" aborda estas grandes transformaciones con una intención bien definida; pensar históricamente nuestro propio presente y futuro.

El objetivo inicial de este libro era dar a conocer las reflexiones políticas de un profesor universitario que se había hecho un hueco, como comentarista político, en algunas televisiones. Aquellas reflexiones quizá tuvieran algún interés en su momento, pero ahora son las reflexiones del portavoz de una fuerza política que todas las encuestas sitúan ya como la tercera (si no segunda) fuerza política en España.

La democracia empieza por lo próximo. La política local, las instituciones cercanas, las candidaturas directamente formadas y controladas por los ciudadanos son hoy algunos de los elementos que se han reunido bajo el nombre de «municipalismo». Aquí y allá se multiplican las experiencias de pequeñas agrupaciones de vecinos y vecinas que sencillamente quieren «cambiar las cosas» y que para ello empiezan por lo que les resulta más cercano. Se trata de proyectos políticos de gobierno pero que renuncian al «partido», a la gran organización estructurada por una determinada ideología y sometida a una disciplina piramidal. Su propósito es más inmediato; consiste en devolver realidad a aquella identidad entre gobernantes y gobernados que formaba la definición original de la democracia y esto allí donde esta debiera comenzar, donde ambos términos vienen a coincidir en las mismas personas. Su propósito se podría nombrar, por tanto, con la palabra autogobierno.

Drets

La pobreza crece y afecta intensamente a sectores de la población que en décadas anteriores se creían a salvo de las penurias económicas. Mientras la precariedad se extiende, las capas más vulnerables de la sociedad ven sus condiciones de vida intensamente deterioradas por la desaparición de las redes institucionales que, hasta hace muy poco, les daban un mínimo apoyo. No se trata de recortes. Un nuevo modelo de gestión de la marginalidad se está construyendo y justificando gracias a la crisis económica que padecemos. Un modelo basado en la sustitución de las ayudas públicas por filantropía privada, en la imposición de una sospecha permanente de fraude sobre los perceptores de prestaciones oficiales, y en el uso del sistema penal como herramienta de sumisión de la marginalidad.

Les polítiques “austericides” i les “retallades” en la sanitat estan danyant de manera desigual la salut de la població catalana, i alhora són una estratègia per mercantilitzar l’atenció sanitària. El programa neoliberal vigent actualment vol convertir el “dret a la sanitat” en una “sanitat com a negoci”. Per evitar que la salut sigui una mercaderia, hem de reconstruir profundament el nostre model sanitari. Hem de lluitar per una sanitat realment pública (en la propietat i en la provisió i la gestió de serveis), gratuïta (pagada amb els impostos i sense “repagaments”), universal (sense exclusions ni desigualtats) i amb un nivell d’eficiència, qualitat, equitat i humanitat molt superiors. Cal un sistema sanitari que estigui controlat i gestionat públicament de veritat amb la participació comunitària directa de les classes populars i que serveixi a l’interès del bé públic; un sistema en què ningú no pugui fer negoci amb la nostra salut.

Cada año, el Estado español fleta más de cien vuelos de deportación para la expulsión de miles de personas migrantes. Las compañías aéreas Air Europa y Swift Air han firmado con el Ministerio del Interior un contrato de 24 millones de euros para la realización de los vuelos de deportación entre los años 2013 y 2015. La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y otros colectivos contra las fronteras hacen un llamamiento al boicot a estas dos compañías aéreas y a todo el grupo empresarial Globalia, al que pertenece Air Europa. Frente a un universo de relaciones económicas, sociales y políticas que permite encontrarle un lugar –aunque oscuro y tenebroso– a los Centros de Internamiento y a los vuelos de deportación; frente a una realidad sociopolítica en la que se han hecho posibles, a la luz del día, las redadas racistas y las alambradas, debemos construir las condiciones para que cada uno de estos actos –y con cada uno de ellos el conjunto de la política migratoria– sean, directamente, inimaginables.

Las reformas laborales representan una agresión sin precedentes históricos recientes a los derechos de millones de trabajadores y trabajadoras. Es un golpe de Estado en materia laboral, la “joya de la corona” de los gobiernos neoliberales que aspiran a reforzar el poder de los empresarios, debilitar convenios colectivos, facilitar despidos e incluso destruir el derecho laboral. Las reformas precarizan el empleo, aumentan la desigualdad, empeoran las condiciones laborales y dañan la salud y calidad de vida de los trabajadores y sus familias. Cambiar la situación actual no será sencillo ni rápido pero es imprescindible actuar y unir fuerzas, resistir frente a la actual situación y luchar por un cambio estructural profundo en el modelo productivo, en las condiciones de empleo y trabajo y en cómo reorganizar la vida social y laboral. No nos regalarán el tener un empleo justo ni un trabajo digno, habrá que luchar por ello. Nuestro trabajo, nuestra salud, nuestra vida, nuestra felicidad están en juego.

Politica de privacitat | Drupal Commerce adaptat per Communia